Ponte en manos de un ingeniero o un profesional de las vigas de hierro en Alicante si caes en la cuenta de que en tu inmueble las vigas han de ser reforzadas porque han empezado a flectar. Dependiendo de la circunstancia particular en la que se encuentren, la actuación más aconsejable variará.

Por eso es recomendable que, en primer lugar, eches mano de un calculista que estudie y valore la situación y te dé una solución eficaz y rápida para tu caso. Hay muchas maneras de reforzar vigas de hierro en Alicante y todas pueden ofrecerte resultados muy positivos.

Es posible reforzarlas con pletinas, tensores y otras soluciones como un cambio de perfil. Por ejemplo, empleando una celosía metálica que ejerza de sustento en las alas, una técnica que se utiliza mucho en la rehabilitación de puentes.

Otra manera de hacerlo es usando láminas metálicas o de fibra de carbono que funcionarán como una especie de exoesqueleto, cuya función será la de absorber el exceso de deformación que no pueda soportar la viga por sí misma.

Una técnica que también es muy empleada en estos casos es la del recrecido de la sección. Es una solución de bajo coste que no siempre puede llevarse a cabo. Otra muy común es la del pretensado exterior, utilizando para ello armaduras que otorgan a la viga la contraflecha necesaria para contrarrestar el exceso de flexión.

También puedes realizar un cambio del esquema estructural mediante la eliminación de cargas permanentes, reduciendo las luces existentes con el uso de jabalcones para generar voladizos o también cambiando el esquema estático.

La elección del adhesivo adecuado y su correcta colocación es crucial en todos los casos. Así que, si te encuentras en esta tesitura, no dudes en ponerte en manos de los profesionales de Hierros Villajoyosa, S.A. y consultarnos cuál es la alternativa que mejor puede adaptarse a tu caso particular.